Hoy en día es poco probable disfrutar de los sonidos del silencio. El tráfico, el vertiginoso andar de la humanidad, las comunicaciones, y hasta el propio ruido mental nos aleja de ese preciado y necesario tiempo de paz, pero para tu fortuna, aún existen paraísos donde es posible entrar en contacto con tu lado más sensible.

En la península de Baja California Sur, se encuentran 3 sitios naturales para alejarse del mundo y disfrutar de las más especiales muestras de flora y fauna. Cierra tus ojos, siente como el viento recorre tu piel, escucha las olas romper, las aves silbar y disfruta los olores de la naturaleza.

1.- CABO PULMO

Es una de las regiones coralinas más ricas y extensas del planeta. Con más de 7, 000 hectáreas de mar, este año celebra 21 años de haber sido reconocido como Área Natural Protegida.

Es un tema de conversación e interés a nivel internacional , en el que, para su conservación y cuidado, se une el trabajo del gobierno, la sociedad civil e instituciones educativas para el cuidado y estudio continuo del arrecife.

Gracias a un trabajo de dos décadas y a la prohibición de la pesca la presencia de peces ha aumentado en un 400%.

El arrecife de Cabo Pulmo se conforma por 4 barreras de coral con una profundidad que oscila entre 8 y 20 metros. La edad del arrecife se calcula que asciende a 25 mil años.

¿Por qué alberga tal diversidad y abundancia de especies marinas?

Esta ubicado en una importante zona de transición donde convergen aguas tropicales templadas y frías.

Antes de tu visita conoce las reglas para la conservación de este patrimonio ubicado en el Municipio de Los Cabos: está prohibido arponear, portar guantes, llevar cuchillo,

usar bloqueadores solares, tirar anclas, tocar los corales, dañar el arrecife y especies que lo habitan.

2.- SAN DIONISIO

Bella comunidad que se localiza al norte de Los Cabos. Su población se calcula alrededor de 50 personas que la habitan de forma permanente, repartidas en 14 ranchos.

Si lo que anhelas es aventurarte al aire libre, este es el sitio ideal para el turismo alternativo con el que estas en contacto directo con el patrimonio natural y cultural.

Aquí se practica el senderismo que te acercará al conocimiento de la flora y fauna características de la zona y si hablamos de ciclismo de montaña, no dudes en visitar este lugar.

Las veredas alrededor del cañón ¡son únicas!

Escala rocas gigantes y camina en medio de la sierra sudcaliforniana; la recompensa será grande: refrescantes aguas tranquilas.

Para llegar toma la carretera San José del Cabo – La Paz, hacia la Delegación de Santiago. Recorre 20 km de terracería que será adornados por la vegetación típica de la región.

3.- PLAYA SANTA MARÍA

En el kilómetro 12 del tramo carretero San José del Cabo – Cabo San Lucas, se encuentra este regalo natural que te ofrece tranquilidad y un paisaje inigualable.

Su perfecta forma de herradura te da la bienvenida; la arena rosada, consentirá tus cuerpo. Si llegas a temprana hora podrás ser testigo de un amanecer sin comparación y un espacio para ti, donde el mar y el viento forman la perfecta sinfonía.

Esta playa es un santuario marino, excelente para snorkelear y para tu comodidad cuenta con área de baños, regaderas y palapas sin costo alguno.

Es sin duda uno de los lugares más bellos de Los Cabos, digno de visitar y contemplar una puesta de sol.