Cuando viajas a Los Cabos, tienes el enorme privilegio de adentrarte en un territorio que solía ser el hogar de la antigua tribu conocida como Pericues.

 

Los Cabos se compone principalmente de dos ciudades: San José del Cabo y Cabo San Lucas, unidas por un corredor de 32 kilómetros . Los Pericues nombraron a San José del Cabo como Añuiti (lugar lleno de cañas) y a Cabo San Lucas como Yenecamú (lugar entre dos aguas).

 

Nos enfrentamos a un hecho trascendental: la creencia general era que el continente americano estaba poblado por siberianos que llegaron a América del Norte a través del estrecho de Bering. Los hallazgos del análisis de los cráneos de los Pericues indican que estos aborígenes no eran descendientes de los siberianos debido a que sus cráneos son largos y angostos, mientras que las características principales de un cráneo siberiano son conocidas por su redondez y amplitud.

 

Gracias a estos resultados, la teoría es que la los Pericues pudieron haber llegado a la costa occidental de Estados Unidos , navegando de una isla a otra en canoas, en tiempos en que el nivel del mar era más bajo.

 

Imaginemos cómo era la vida en este paraíso donde , desde la antigüedad , el océano y el desierto han creado una atmósfera única. A continuación, encontrará s información relevante sobre este vínculo tan importante con el pasado.

 

1 – Los territorios conocidos hoy como Cabo San Lucas y San José del Cabo fueron habitados por Pericues. Aunque los restos de Pericues más antiguos encontrados datan de 3.000 años , la evidencia arqueológica se remonta a hace 11.000 años.

Se estima que alrededor de 5000 Pericues habitaron en el área cuando los españoles llegaron por primera vez en 1534.

 

2 – Los Pericues eran más al tos y más fuertes que los habitantes promedio de la parte continental mexicana y su sociedad poseía sofisticada tecnología marítima.

3 – Su armamento constaba de arcos, flechas y lanzas de madera con puntas afiladas y arpones. Los exámenes de cráneo sugieren que eran buceadores habituales.

4 – La morfología de sus cráneos y los recientes estudios genéticos refuerzan la teoría de que los Pericues no se originaron en el norte de Asia, donde algunos expertos creían que los nativos americanos provenían originalmente. En cambio, los Pericues están más cerca de las antiguas poblaciones del sur de Asia, Australia y la Cuenca del Pacífico Sur.

5 – Estaban agrupados en escuadrones y dirigidos por un jefe o capitán, y pintaban sus cuerpos en varios colores.

 

6 – Su dieta estaba compuesta por peces y mamíferos marinos de las abundan tes aguas del sur del Golfo de California y se complementó con recursos terrestres como ciervos, semillas silvestres, pitahaya, agave y ciruelos silvestres.

 

7 – Habitaron en cuevas, refugios de roca sin techo o cubierto s de ramas, dominaron el fuego, hicieron uso de cuencas de piedra, contenedores de palma cosidos y cestas en espiral. Las mujeres se cubrían el cuerpo con una capa y los hombres i ban desnudos con sus cuerpos pintados por completo. Ambos sexos usaban cabello largo.

 

8 – En nuestro mundo inmenso y maravilloso, nuestros antepasados dejaron un legado histórico que inspira asombro: las pinturas rupestres. Tú puedes ser parte de esta impresionante experiencia gracias a Cabo Expeditions.

 

Después de que te recojan en tu hotel, se te proporcionará una sesión informativa de seguridad, pruebas de manejo de ATV, y te darán todo el equipo necesario para la aventura. El recorrido comienza con un desayuno tradicional mexicano… fruta, jugo y deliciosos burritos.

 

Un profesional guiará el camino a través de Sierra la Laguna y sus montañas mientras conduces tu propio vehículo. Después de 25 minutos prepárate para caminar hacia las pinturas rupestres.

El encuentro con las pinturas rupestres es un viaje espiritual hacia el pa sado que está coronado por u na experiencia única: un hermoso y tranquilo arroyo en el que puedes refrescarte como recompensa de un día lleno de emoción.

 

Antes de que te vayas…

Los Cabos está rodeado por paisajes inigualables tanto en mar como en tierra, y es un fuerte guardián de la Madre Naturaleza que protege ferozmente su legado. Hay alrededor de 200 sitios arqueológicos a lo largo de Baja California Sur.

 

Fuentes:

www.mexican-folk-art-guide.com

www.rperon1017blog.wordpress.com

www.crystalinks.com