Hasta hace poco, cada vez que el tema “Los Cabos” salía a flote, pensaba que era sinónimo de spring break . Luego fui allí, y todo cambió.

Ya sabía que las vacaciones de los springbreakers no duran todo el año, pero me imaginé que habría una cierta multitud que no quería creer que las vacaciones habían terminado. Nuestro viaje de “Spring Break” en Los Cabos era tan diferente como lo es un mezcal de un daiquiri de fresa. Terminó siendo una aventura de una semana que cambio totalmente mi perspectiva de este maravilloso destino.

Nuestra aventura inició en el hotel Bahía con todo lo que necesitábamos: desde restaurantes lujoso hasta puestos tacos donde podía alimentar a 4 personas por menos de $20 USD.

Por Ben Horton

Buscamos experiencias auténticas más que el lujo de los grandes hoteles que existen. Encontramos lugares sin muros que nos separaran de la cultura de nuestro destino, aún así, disfrutamos de agradables cenas, hoteles cómodos, y duchas, más de una vez a la semana.
Temprano por la mañana, nos levantábamos listos para la aventura. Por unas horas, teníamos la bahía solo para nosotros. Fuimos al Arco y nadamos en el agua templada, una gran forma de empezar el día.

El desayuno diario era en un lugar llamado Sur, justo donde planeábamos nuestras aventuras del día.

Por Ben Horton

Mi actividad favorita fue nuestro viaje a Cabo Pulmo, una reserva marina entre Los Cabos y La Paz. Esta costa está repleta de vida marina, desde ballenas y tiburones toro hasta inmensas escuelas de peces.

¡Imagina nadar con tal cantidad de peces que lograban tapar el sol! Un barco pesquero industrial podría acabar con todos ellos, pero la protección que la zona tiene permite que la biomasa crezca un 465% desde que se creó la reserva.

Aquí la protección esta funcionando, lo cual me hizo pensar que podemos lograrlo en todo el océano.

En un día que no teníamos grandes planes, hicimos una de mis cosas favoritas: surfear. Las olas justo arriba de la costa atrapan la oleada de casi todas las tormentas pacíficas, convirtiendo a Cabo en un destino ideal para practicarlo.

Por Ben Horton

Los Cabos tiene una reputación de ser un lugar de descanso de primavera, pero el resto del año, también lo es.

De hecho, en unos días regresaré para encontrarme con el tiburón ballena.

Si estás planeando un viaje a este increíble lugar, te lo recomiendo ampliamente, y si estás buscando aventura, contacta con Oscar de Cabo Expeditions, sin duda tendrá las mejores opciones para tu visita.

Fuente: www.eaglecreek.com